25 de octubre de 2010

Olor a sal

Camino por la playa y mis pies se hunden en la arena mojada. Que sensación más relajante existe? Mi mente se desconecta, mucho, y ya nada me preocupa. Mis ojos se pierden en las olas que rompen, una tras otra de forma ordenada. Olor a sal... no pienso en nada, quedo en blanco. Me siento sola aveces, pienso en mi frialdad, no me lleva a ningún lado, siempre a la defensiva, intentando tener la palabra justa. Y si cambiara todo eso... tal vez en este momento estaría caminando de la mano con alguien. Y nos sentaríamos en la playa a reírnos juntos, a correr por esa gran extensión donde por un momento sos libre. Tal vez... pero no es así. Y estoy bien ahora, bien conmigo misma. Con la mente en blanco mirando al mar. Hay algo mejor? Si, pero estoy bien con el ahora.

1 comentario:

  1. Brasil te vuela la pelucaaa!
    me encantó esto que escribiste.

    ResponderEliminar